Los sistemas de bombeo, también conocidos como un sistema de velocidad variable, es un sistema que mantiene la presión de agua constante en cualquier tipo de edificación y en cualquier momento. Conoce los grandes beneficios de estos sistemas:

Presión constante

Dado que es un sistema controlado electrónicamente es extremadamente preciso al momento de ofrecer una presión constante sin importar la demanda de agua en el edificio, resultando en una mejor experiencia para todo tipo de usuarios

Ahorro de energía

Sin duda el mayor beneficio de este tipo de sistemas es bajo consumo de energía eléctrica al utilizar sólo la energía requerida para cubrir la demanda del momento y no encender las bombas al 100% al menor cambio de presión.

Se evitan los picos de corriente eléctrica

Al permitir un arranque progresivo de las bombas se evitan los grandes picos de corriente que normalmente se producen al encender un motor eléctrico al 100% de su capacidad, esto no solo genera ahorros en el consumo eléctrico, sino que prolonga la vida de las motobombas y evita los daños a otros equipos sensibles como computadoras causadas por los picos.

Ahorro de espacio en el cuarto de máquinas

En grandes edificaciones la implementación de un sistema de bombeo de velocidad variable representa un gran ahorro de espacio en los cuartos de máquinas ya que, de otro modo, se requiere la instalación de uno o múltiples tanques hidroneumáticos de gran tamaño.